sábado, 27 de abril de 2013

La clave: eficiencia...

En la actualidad, la bioenergía supone el 70% de la energía renovable que se consume en Dinamarca, y la razón fundamental es que su eficiencia energética es la más alta de las energías renovables, ya que permite producir electricidad sin restricciones por falta de recurso y aprovechar el calor del proceso de combustión en redes de calefacción de distrito.

viernes, 19 de abril de 2013

Dinamarca, sin fósiles en 2050

Dinamarca se ha fijado el objetivo de convertirse en el 1er país independiente de las energías fósiles en 2050. Dinamarca ha sido durante décadas pionera en el aprovechamiento energético de la biomasa y el biogás, y continuará apostando por esta fuente de energía renovable durante las próximas, ya que un fuerte incremento en su utilización es uno de los ejes del estrategia energética recientemente adoptada por el gobierno danés.

miércoles, 10 de abril de 2013

Gestión de la humedad = ahorro

M HG Systems, compañía finlandesa de software ERP diseñado para bioenergía, ha presentado una nueva función de su servicio MHG que estima la humedad de la biomasa almacenada. La estimación se basa en un algoritmo acoplado en el sistema. Con esta nueva función se puede calcular con exactitud el grado de humedad y el valor de la materia prima. El control de humedad es importante tanto desde el punto de vista medioambiental como económico. Cuanto más alta sea la humedad de la biomasa, menor será el valor de la misma. De la misma manera, las emisiones de CO2 en el transporte y la cantidad de nitrógeno y partículas durante la combustión son mucho más altas cuando se maneja material demasiado húmedo. “Con una mejor gestión de la humedad, en la industria de los biocombustibles sólidos en Finlandia se ahorrarían millones. El ahorro en una ciudad de tamaño medio sería de 200.00. / 300.000 €, de acuerdo con MHG Systems Ltd.

miércoles, 3 de abril de 2013

Independencia de los ciclos de mercado

Se da una circunstancia fundamental en esta relación monte‑industria de la que se derivarán otra serie de ventajas, ésta es que se trata de una industria no expuesta a ningún ciclo de mercado. Hasta ahora, los consumidores de los distintos productos forestales resultantes de un aprovechamiento tradicionalmente han sido las sierras, tableristas o productores de pasta, quedando normalmente excluídas las sierras como potencial cliente por la mala calidad de las maderas extraídas. Estas industrias están bajo los condicionantes de los mercados regionales, nacionales e internacionales y, por tanto, sufren paradas y aceleraciones de actividad constantemente. La planta de producción de energía nos proporciona a las empresas gestoras de patrimonio forestal la posibilidad de establecer un programación de trabajos a plazos no menores de diez años que son los recogidos dentro del Proyecto de Ordenación de los montes. Dado que es una actividad que funciona todos los días del año y que, por tanto, necesita combustible todos los días del año desaparece la componente fundamental de incertidumbre de suministro del producto. Los contratos que se firman entre productor y consumidor tranquilizan a ambas partes. Cuando se dependen de variables no controladas como la fluctuación de los mercados internacionales, se hace difícil invertir en maquinaria, si hablamos además de montes que han tenido escasos trabajos culturales previos y que cuentan con una densidad de biomasa muy elevada suele ser generalizable la mala calidad de los productos posibles de extraer. La incertidumbre acerca del posible mercado unida a la mala calidad de los productos a extraer del monte completan la imagen de la situación en la que se encontraban los montes gestionados por la Empresa.