viernes, 23 de noviembre de 2012

El secado de los pellets

Dependiendo de las características de la instalación se optará por un tipo de tecnonólogía de secado u otra, existiendo funda- mentalmente dos diferentes que podrán combinarse para trabajar simultánea- mente, aumentando el aprovechamiento térmico y el rendimiento de la instalación. En la tecnología de secado de banda a baja temperatura, la materia prima húmeda se distribuye uniformemente sobre una banda transportadora. La banda desplaza la capa de producto a lo largo del túnel de secado, de forma que a través del producto húmedo y de la propia banda fluye una corriente de aire o de gases a 95oC aproximadamente, que es la que seca el producto.

El aire caliente se obtiene a través del intercambio térmico de aire ambiente con agua caliente o vapor, por tanto, estamos hablando de un secado indirecto. Mediante la medición de la humedad del producto seco final se regula la velocidad de avance de la banda transportadora, ya que la capacidad de secado y el paso del producto a través de la banda, dependen de la energía disponible. También se regula el caudal de aire de secado en función de la temperatura del agua caliente, de forma que se obtiene una regulación del proceso muy precisa y una humedad final muy estable. La fiabilidad operacional es muy alta, eliminándose por completo cualquier riesgo de incendio o explosión, debido a las bajas temperaturas de trabajo, lo que provoca también la obtención de un pellet de cali- dad superior, ya que la lignina, color, y en general las propiedades físicas de la bio- masa, no se ven alteradas de la misma forma que cuando se someten a procesos de secado de alta temperatura. Con respecto a las emisiones (por debajo de 15 mg/Nm3) permiten cumplir con las nor- mativas de las comunidades autónomas más restrictivas

Al hacer fluir los gases a través del serrín y de la propia banda, éstos hacen de filtro, por lo que de forma natural el proceso reduce las emisiones permi- tiendo eliminar los complejos y costosos sis- temas de depuración en cola de proceso. En caso de optar por la tecnología de secado con trómel a alta temperatura, el producto húmedo se introduce en el tró- mel, donde es transportado mecánica y neumáticamente al mismo tiempo que se deshidrata por medio de los gases calientes que se generan en un horno y entran directamente en el trómel a una temperatura aproximada de 450oC. Las partículas ligeras se transportan rápi- damente a través del trómel, mientras que las más pesadas permanecen más tiempo en la corriente de aire caliente y alcanzan el mismo contenido de humedad a la salida. El producto se separa de los gases de deshidratación en un cajón decantador y pos- teriormente en un ciclón. Los gases de deshidratación, junto con el agua evaporada, se emiten a la atmósfera directa- mente a través del ventilador principal.

La ventaja de esta tecnología es que, al tratarse de altas temperaturas, resulta algo más eficiente que el secado de banda (850 kcal/kg frente a 960 kcal/kg), aunque per- mite un menor control sobre el proceso, existe riesgo latente de incendio y explo- siones, aumenta el contenido en cenizas en los pellets en el caso en que la energía térmica se produzca en un horno de biomasa, y hace necesario incorporar costosos sistemas de limpieza de gases para reducir las emisiones a la atmósfera, además de que la lignina de la madera sufre una mayor alteración al entrar en contacto directo con gases a alta temperatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario